COMPROMISO

Diseño con nuevos materiales para, con y por la naturaleza que está llena de organismos en los que los materiales hacen funciones complejas de la forma más eficiente.

Vivimos momentos emocionantes para los diseñadores donde podemos ver el mundo en la resolución casi de la conciencia humana a escala muy pequeña a nivel de partículas, partículas subatómicas, átomos nucleótidos en el genoma hasta células y a la mente humana, la Tierra, el sistema solar, a la vía láctea, al universo… En estos momentos el diseño y la ingeniería suceden como partes consecutivas, trabajando con las técnicas y las tecnologías que esta era nos proporciona.

La esencia de la grandeza humana radica en la capacidad de optar por la apertura del corazón a la confianza a la evolución en circunstancias que otros optan por el miedo. Solo suspendiendo la incredulidad se puede percibir los cambios que afectan a la captura de datos como receptores que somos. Nuestras almas están hambrientas de significado, de saber cómo vivir para que el mundo sea por lo menos un poco distinto tras haber pasado nosotros por él.

El futuro del buen diseñador es el del alquimista poniendo la tecnología al servicio del ser humano en su expresión más amplia y profunda.